• De la Televisión pública a la Televisión privada. De la amplitud a la acotación

 

¿Se están perdiendo los valores sociales de ofrecer una información extensa y accesible para todos? ¿Se están cerrando los medios de comunicación a la variedad y el uso libre de las herramientas para dar una buena información alejada de los intereses del poder del Estado?

Actualmente nos encontramos en una situación de crisis general y además muy notable en los medios de comunicación. Se producen a menudo despidos de en las empresas, reducción no sólo de sueldos si no de plantilla, medios que han quebrado a falta de sustento, distintos modelos de informar y comunicar que se van perdiendo, como se pierde con ellos la variedad.

Pocos son los que sobreviven ante la temida crisis y siguen luchando día a día por seguir publicando, emitiendo y proyectando su trabajo.

Si desaparecieran las televisiones públicas, no sólo se perdería un medio de comunicación sino la representación de la sociedad en su conjunto. Se perdería la libre exposición de pensamientos e ideas que se quedarían concentradas en unos pocos afortunados. Afortunados literalmente. Personas de altas esferas de la sociedad que cuentas con los fondos y el apoyo necesario para llevar a cabo su objetivo. La televisión privada, que sigue sus propias líneas y pautas de actuación. Que no nos representa a todos sino a unos pocos. A los pocos que están de acuerdo con su funcionamiento y con sus contenidos. Una televisión que se situaría en posiciones extremas ofreciendo únicamente una versión, un prisma, una cara de la realidad. Y una visión muy acotada de la realidad, la imagen que unos cuantos personajes quieren hacer ver y mostrar al público que los siga. Porque esa es también otra cuestión. Habrá muchos que no se sientan identificados. Todo será blanco o negro sin lugar ni oportunidad para los grises. Sin peculiaridades diferenciadoras, si autenticidad. Un lado singular e inquebrantable. Si lo quieres lo tomas y si no, lo dejas. Una forma de cerrar las puertas a sectores de la sociedad que no ven cómo sacar a la luz pública sus ideas, sus pensamientos.

Si se acaba la televisión pública, se acaban las oportunidades, las opciones, la personalidad del conjunto de la población.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s