Análisis conferencia Chimamanda Adichie

¿Quién tiene más culpa en la creación de los estereotipos? ¿Los medios de comunicación o nosotros?

Si bien, esta pregunta ha estado siempre encima de la mesa liderando los largos debates que se centraban en el por qué de los estereotipos.

La creación de un estereotipo surge a raíz de la poca información y conocimiento que tenemos sobre un tema. Los medios de comunicación lo difunden y reproducen con tanta velocidad que los receptores no se paran a cuestionar cuanto hay de realidad y cuanto de ficción en cada uno de esos conceptos o definiciones.

Muchas imágenes que vemos en los medios pasan a formar parte directamente de nuestro mundo, nuestro vocabulario y nuestra vida. Sin embargo, cuando vemos cualquier imagen, debemos hacernos varias preguntas de las que, tomándolo en serio, sacaríamos respuestas contrarias a las que recibimos una vez que nos exponemos a una fuente de información tan grande como son los medios de comunicación.

En el vídeo sobre la conferencia de la novelista Chimamanda Adichie, el cual titula: ‘El peligro de una sola historia’, podemos encontrar un claro ejemplo del daño que hacen los estereotipos en nuestra sociedad.

Cuando comenzamos la andadura de este blog quisimos enfocarlo a los pequeños detalles, aquellos que nos encontramos a cada momento de nuestra vida y que, sin pensar, nos condicionan de manera positiva y negativa.

En la conferencia de Adichie esos pequeños detalles florecen con cada una de sus palabras.

Cuando la novelista llega a la universidad se da cuenta de la cantidad de estereotipos que rodean a su cultura y que azotan a la sociedad sin que nadie pregunte realmente cual es realmente la realidad. Describe claramente cómo la fuerza de un estereotipo puede afincarse de tal manera que acabe normalizándose y viéndose como algo real. Este será siempre uno de los peligros de dejarse llevar de los comentarios de otros o de unas imágenes que tenemos delante. A esto se le suma, una característica que va de la mano del estereotipo; la capacidad de difundirse con gran rapidez.

El papel del educador aquí es conseguir que la fuerza de esos estereotipos decrezca a un ritmo más largo del que nacen los estereotipos. Una vez realizado ese trabajo, nosotros seremos los dueños para rechazar o no lo que algunos medios de comunicación nos están regalando.

Los estereotipos que nos ofrecen los medios no representan la verdadera realidad y, ante ello, nosotros… nos quedamos de brazos cruzados.

Es el momento de pensar, si realmente nosotros estamos realmente dispuestos a cambiarlos. La respuesta para la mayoría de nosotros es negativa.

Para demostrar de alguna manera la rapidez del crecimiento de esos estereotipos os mostramos aquí dos vídeos de dos estudios realizados a niños (el primero en México y el segundo realizado por la CNN) en el que los investigadores dan a elegir entre un muñeco blanco y otro negro y les hacen preguntas como: “¿Cuál es el niño malo?, “Cual es el niño inteligente?”.

adadada

 

niña

 

Aunque es un estudio realizado para saber hasta donde llega el nivel del racismo en entre los ciudadanos, queremos resaltar, por ejemplo, la actitud que muestra una madre cuando su hija responde que el dibujo de una niña negra es malo porque tiene la piel oscura.

¿Dónde ha aprendido eso? Se pregunta la madre.

3lo

Sin sdtítulo

 

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s